• Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube

©2018comunicaciónceeal

Un mensaje para las nuevas generaciones

“Aprovechen la época del colegio al máximo ya que esos momentos nunca se van a repetir. Hay que estudiar o trabajar en lo que a uno le apasiona y no hay que tener miedo a experimentar o a equivocarse”.

Sebastián Crespo

Promoción 1996

F  o  t  ó  g  r  a  f  o

Conversamos con nuestro ex alumno

Sebastián Crespo, más conocido como ‘El Chivo’,

quien nos contó que ingresó al América Latina a los 16 años para hacer 5° y 6° cursos.  

LA VIDA EN EL COLEGIO

En los planes de Sebastián nunca estuvo cambiarse de colegio al final de la secundaria pero como nos revela “fue una de las mejores cosas que pudo pasarme en la vida. Los dos años que estuve en el colegio fueron los más intensos e importantes de mi vida escolar. Nosotros fuimos la primera promoción en graduarse del América Latina, así que fuimos una especie de conejillos de indias, ya que todo era nuevo tanto para los profesores, estudiantes y padres de familia, incluso las instalaciones del colegio estaban recién construidas, todavía se podía oler que el hormigón estaba húmedo. Hacía mucho frío en las clases por la mañana, pero había mucha ilusión puesta en este grupo. Junto a mí entraron varios chicos y chicas nuevos ya que se necesitaban más estudiantes para poder abrir las especialidades de sociales, físico matemático y químico biólogo. Así que fue un gran cambio para todos, tanto para los nuevos como para los estudiantes antiguos.”

 EL RECUERDO DE LAS CLASES

"En esa época había mucha más libertad para los colegios experimentales, y un gran acierto fue hacer un tronco común, donde los paralelos recibíamos clases en conjunto de materias generales, lo cual nos permitió que el grupo sea bastante unido".

LOS PROFES

"Creo que una de las cosas que más nos marcó fue la relación que tuvimos con los profesores y, más aún, la suerte de tener excelentes profesores en literatura, filosofía, comunicación, sociología, etc. que nos hicieron pensar, nos ayudaron a formar un criterio propio, nos alentaron a experimentar y a expresar lo que sentíamos. Es verdad que ni el nivel académico ni el nivel de exigencia eran los más altos, pero muchos de los valores que aprendí en el colegio me han acompañado durante toda la vida, sobre todo a ser crítico, a no temerle al orden establecido y a luchar por lo que uno cree. Valoro muchísimo la relación horizontal que teníamos con los profesores y directivos, creo que es fundamental que los chicos sean escuchados desde su voz interna".

EXPERIENCIAS

 "A parte de todas las experiencias que compartimos con los compañeros durante esos dos años (paseos, escrituras colectivas, fiestas, amistades, primeros amores, fútbol) tuve también la oportunidad de ser el primer presidente del Consejo Estudiantil. En resumen, esos dos años que parecieron como cinco, marcaron un hito en mi vida. Incluso me cuesta creer que ya han pasado 25 años desde el primer día que entré al colegio, todavía lo siento como una experiencia cercana, a diferencia de otras personas que consideran a la universidad como la mejor etapa de la vida, para mí, sin lugar a dudas, fueron los últimos años del colegio en el América Latina".

LA VIDA DESPUÉS DEL COLE

“Al graduarme entré a la universidad a la carrera de Comunicación y Literatura, por un lado, tenía ganas de escribir ya que habíamos tenido un excelente profesor de literatura, Juan Samaniego, quien nos transmitió el amor por la lectura y escritura, por otro lado, me llamaba mucho la atención lo audiovisual. Así que parecía la carrera perfecta, pero en la práctica resultó ser mucha teoría y muy poco práctica, como suele suceder con muchas carreras. Cuando faltaba un semestre para graduarme apliqué a un programa de intercambio (GAP) para ir un año a Inglaterra y me fui con la intención de regresar y terminar los estudios, pero estando en Europa me di cuenta de que lo que me apasionaba era tomar fotos, entonces ya no regresé para terminar mis estudios de comunicación, y en cambio, estudié dos años fotografía en Barcelona. Desde el primer día de clase supe que la fotografía era la mío y hasta el día de hoy sigo tomando fotos. Durante el 2014 - 2017 fui presidente de la Asociación de Fotógrafos Ecuatorianos y actualmente tengo una empresa de fotografía de arquitectura BICUBIK .

Redes Sociales:

 

Instagram: @chivocrespo

Instagram: @bicubik.photo

Web: www.bicubik.photo

http://www.bicubik.photo/contacto/